El ciclo de calle del FIT de Cazorla sigue en un ambiente multitudinario

Los acróbatas de UpArte, en plena actuación ante un público muy atento./JOSÉ LUIS GONZÁLEZ
Los acróbatas de UpArte, en plena actuación ante un público muy atento. / JOSÉ LUIS GONZÁLEZ

Miles de personas ávidas de teatro se arremolinan en todos y cada uno de los escenarios del festival, en comunión perfecta con los artistas

JOSÉ LUIS GONZÁLEZCAZORLA

Cazorla sigue ofreciendo su mejor cara en el fin de semana más teatral de su calendario cultural. Además, este año, la meteorología no ha podido ser más benigna para que las miles de personas que llenan los hoteles de estas sierras disfruten de tan excepcional oferta alrededor de las artes escénicas que ofrece el Festival Internacional de Teatro. Todos y cada uno de los escenarios se convierten en multitudinarios corrillos en cuyo interior se desarrollan las más variadas propuestas; tanto da que estas tengan que ver con el teatro, el circo o la danza contemporánea.

Durante la tarde-noche del viernes hubo lugar para todo ello. Comenzando por la sencilla a la vez que bellísima obra de Irene de Paz en la Plaza de Andalucía. Titulada 'La Madeja', es una clara muestra del detallista concepto del equilibrismo que maneja la almeriense en cada montaje. Concretamente en este, tan cuidados son cada uno de los movimientos de su cuerpo sobre los hilos como la propia escenografía, compuesta de elementos tejidos en fibra de un rojo intenso.

Más tarde, en el Auditorio del Parque, la evocadora bruma del mar quedó patente en el espectáculo de Circ Panic titulado 'MiraT'. En este caso, la 'T' era una estructura de madera que funcionaba como mástil de un barco y como una balanza muy particular, el centro del universo de un personaje cuyo imaginario gira alrededor de ese poderoso elemento escénico. En él hay lugar para el protagonista, para un personaje imaginario y para varias actrices improvisadas elegidas de entre el público.

Un viaje a las vanguardias

Lejos de allí, al otro lado del casco urbano, todo el protagonismo en este Festival Internacional de Teatro lo recogieron de nuevo las Ruinas de Santa María. Allí esperaban los acróbatas de UpArte con su propuesta 'Entre Cajas'. Muy fresca y eléctrica, los jóvenes protagonistas jugaron con cajones de madera de variado tamaño y con sus propios cuerpos para ejecutar arriesgadas acrobacias e imaginativas composiciones.

Desde ese histórico entorno hasta el Teatro de la Merced transcurrió el camino hacia las artes más vanguardistas, las que pusieron sobre el escenario EX Performers, Xtóbal y Esteban. Estos cazorleños irredentos jamás se acomodan en la calma chicha del arte clásico o el contemporáneo, siempre andan buscando nuevos horizontes, nuevas vías para la innovación y la sorpresa. 'Dos hombre hablando de la vida' no es más que otro paso hacia adelante pero con la particularidad de que, en este caso, también es hacia su interior, hacia sus más íntimos recuerdos y emociones. Xtóbal y Esteban miran al futuro en la forma y a su pasado en el fondo, una paradoja que no dejó indiferente a ni una sola de las cien personas que llenaron el escenario del Teatro, compartido en este caso con los propios 'performers'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos