La Noche de la Tragantía llena Cazorla durante el fin de semana

La Noche de la Tragantía llena Cazorla durante el fin de semana
/ Música y magia en la plaza de la Corredera. L. F.
  • La actuación del viernes fue la novedad de este año, que contó con más de 700 participantes

Una marea blanca de más de 700 personas recorrió el viernes y el sábado las calles y plazas de Cazorla hasta bien entrada la madrugada. Con la novedad de la puesta en escena del viernes, el espectáculo de la Noche de la Tragantía batio récord de participación, consolidándose así como una de las fechas más esperadas del calendario cultural para cazorleños y visitantes.

Muchas horas de magia, intriga, música y color fueron las encargadas de poner el colofón el sábado a lo que dio comienzo el viernes en el recinto del IES Castillo de la Yedra, un espectáculo que, según la organización, fue “una alarma biológica con experiencia zombie para subir las pulsaciones de uno de los fines de semana más intensos del año”. La noche del sábado todo estaba escrito, y los seguidores del mito de la mujer serpiente solo tuvieron que abrir boca y disfrutar de la magia, la música, y hasta del baile flamenco.

“Noche de magia, ilusión, ritmo, color, misterio, romance, agua, poesía y hasta una Tragantía Flamenca”, han manifestado desde la organización, que han agradecido a través de redes sociales la “ asistencia, participación y complicidad que han mostrado los participantes y que han hecho posible que posible la Noche de la Tragantía más inédita que nunca, con una participación de más de 700 personas y con las mejores compañías y artistas andaluces y locales”.

Leyenda

Desde que naciera la noche de La Tragantía, Cazorla se llena de magia, terror, teatro y música para recrear una de las leyendas más populares, que cuenta que el Rey Moro de Cazorla, viendo que perdía su posición frente al ejército cristiano y teniendo una joven y bella hija, decidió ocultarla en las mazmorras del Castillo de la Yedra mientras libraba la batalla que se preparaba en las inmediaciones de la fortaleza. Así pues, llevó a la joven princesa a las mazmorras y le dejó algo de provisiones por si la campaña se hacía más larga de lo previsto. Pero el Rey Moro no regresó de la batalla, y su joven hija quedó atrapada en las inexpugnables mazmorras, que habían sido perfectamente camufladas para evitar que fuera descubierta. La niña comenzó a alimentarse de insectos que había en las mazmorras y fue convirtiéndose en mitad serpiente y mitad mujer. Se dice que desde entonces, todas las noches de San Juan, aparece el fantasma de la princesa convertido en Tragantía, matando con dulce voz a quienes la oyen cantar.

Temas