El Centro de Interpretación de la Madera de Vadillo Castril, visita obligada para las vacaciones

El Centro de Interpretación de la Madera de Vadillo Castril, visita obligada para las vacaciones
/ Cicum en Vadillo Castrl. L. F.
  • Este museo creado hace más de dos años se ha convertido en un referente turístico dentro del Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas

El Centro de Interpretación de la Madera de Vadillo Castril ha cumplido ya casi dos años y medio desde que la empresa Alma Gaia abriera sus puertas. Desde entonces, la empresa ha logrado superar las 10.000 visitas por año, una cifra que indica que las cosas marchan bien aunque hay que seguir trabajando para crecer en visitas y afluencia de turistas.

En este sentido, cabe resaltar la importancia de la madera, que en buena parte hizo que se volviera la mirada a estas sierras: la construcción de barcos en distintas épocas históricas y traviesas de tren ya en el siglo pasado fueron sus principales usos.

De la relevancia del primero da cuenta, por ejemplo, la instauración de Provincia Marítima para los Astilleros de Cartagena, a 300 kilómetros de la costa más cercana, con Ministerio de Marina y su Ministro en Orcera incluidos, y el ejército de marina repartido por la sierra desde el siglo XVIII hasta el XIX.

Pasada la Guerra Civil, con una red ferroviaria destrozada, volvió a ser necesaria la madera y nació la filial de Renfe, Explotaciones Forestales. Ella se encargaría del aprovechamiento de este recurso serrano y, por ende, de la creación de una red de carreteras para llevarla hasta los centros de transformación que vertebra lo que hoy es el parque natural.

En cualquier caso, los árboles que lo pueblan no sólo ofrecían madera, sino que también aportaban alquitrán vegetal, pez o betún y tea, cuya extracción dio lugar, igualmente, a la aparición de oficios diversos.

Toda esta variedad visual que ofrece este museo del Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas es complementada con las actividades en la naturaleza que ofrecen desde el centro. De este modo, cuentan con una zona para rápel, escalada y tirolina "de gran atractivo", además de dar salida desde el ciCUM a quienes realizan descenso de barrancos, rutas a pie o en bicicleta.

El precio por visita individual es de dos euros, con excepción de grupos concertados de más de 30 integrantes, discapacitados, jubilados, escolares de Cazorla y la comarca, para los que será de un euro, mientras que los menores de cinco años tienen entrada gratuita.

El centro permanece abierto todos los días en la época veraniega, por lo que es una buena fecha para disfrutar de un rato agradable en familia y amigos utilizando el binomio cultura y naturaleza que ofrece este parque natural, uno de los más grandes de Europa.

Temas