Los cursos de verano del centro de capacitación y experimentación forestal de Cazorla cierran su primera fase

LAURA FERNÁNDEZCazorla

Desde que se inauguraran los cursos de primavera – verano en el Centro de Capacitación y Experimentación Forestal de Cazorla, Vadillo-Castril, han pasado casi 500 alumnos por los 22 cursos ofertados. Así, se produjo la apertura de acciones formativas el pasado mes de abril con los cursos de “Meteorología en el medio natural” y “Guía de naturaleza”. Una vez más se constata el éxito de la convocatoria donde en algunos cursos se debió proceder a una rigurosa selección para ajustar el acceso, de acuerdo a las plazas disponibles. El alumnado asistente tuvo muy diferentes procedencias, tanto de fuera de la provincia de Jaén, como del ámbito autonómico andaluz.

De esta manera, la oferta de cursos de Formación Ambiental que la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio desarrolla en su Centro de Formación de Vadillo pone fin a la primera parte del año (cursos de primavera – verano) con las acciones formativas de “Investigación de causas de incendios forestales” y “Monitor forestal y de educación ambiental” que se clausuraron el pasado 21 de julio.

Las líneas generales de trabajo marcadas por la Junta de Andalucía: formación práctica de calidad y teniendo siempre el horizonte de la empleabilidad verde como objetivo, también se ha mantenido en estos dos últimos cursos. Así, el curso de Investigación de causas de incendios contó con 30 alumnos que recibieron docencia de los profesionales de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales de la provincia de Jaén. Estos Agentes de Medio Ambiente expertos en incendios forestales expusieron las diferentes técnicas y procedimientos a seguir para esclarecer el origen de los incendios como paso previo indispensable para atenuar esta grave problemática ambiental. Además, se realizaron prácticas en recientes siniestros forestales donde “in situ” se pusieron en práctica las técnicas aprendidas en aula. La aplicación práctica a cargo de los profesionales encargados del esclarecimiento de estos sucesos en la realidad del día a día supuso el aspecto más destacado por los alumnos asistentes.

Por su parte, el curso de Monitor forestal supuso la especialización y el reciclaje profesional del grupo de alumnos asistente. Se expusieron las más modernas técnicas de educación ambiental adaptándolas al medio forestal que nos rodea con el ánimo de divulgar la necesidad de sostenibilidad en el aprovechamiento de los principales recursos naturales. Se destacó la necesidad de realizar una divulgación forestal más intensa y realista para que el mensaje del aprovechamiento sostenible de los recursos naturales cale en la sociedad de una manera efectiva.

En la clausura de los cursos se puso de manifiesto no solo la gran satisfacción del alumnado por la formación recibida sino también por los servicios auxiliares que acompañaron el proceso formativo: comedor y alojamientos en el propio Centro y que suponen un excepcional valor añadido al proceso de aprendizaje que se desarrolla en Vadillo, en pleno centro del Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas.

Ya se encuentra abierta la convocatoria para los cursos de otoño. En la primera semana de septiembre se impartirán los de “Aprovechamientos forestales: del señalamiento al desembosque” y el de “Identificación de la fauna andaluza protegida” que tendrán continuidad hasta el mes de noviembre. Se cerrará así la XXX edición de cursos de Formación Ambiental en el marco del Plan Andaluz de Formación Ambiental.

Temas

Cazorla

Fotos

Vídeos