Una ruta por el río Cañamares que ofrece deliciosos paisajes

  • La propuesta abarca senderos de los términos de Chilluévar y La Iruela

Las previsiones meteorológicas serán excelentes para la jornada de hoy porque el calor de días anteriores parece que ha remitido, por lo que puede ser un buen día para calzarse las botas de montaña y pasar un rato agradable en los adentros del Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas.

Esta ruta discurre paralelamente al Río Cañamares en su tramo alto. Una vez iniciada la marcha pasaréis por los Tiscares, una agrupación de Cortijos de arquitectura tradicional. El sonido del agua está presente en todo el recorrido pues el Río Cañamares es un cauce permanente y en este tramo discurre encajado en un valle profundo de paredes muy inclinadas.

El sendero ofrece buenas vistas de los cortados que el río ha provocado al erosionar la roca caliza. Atraviesa zonas de huertos tradicionales, olivar y sobre todo terreno forestal del Parque Natural. Durante gran parte de su recorrido coincide con los restos de acequias que daban riego a los huertos y movían los molinos que aparecen a ambos lados del río como el de Gris o de Enmedio y el Molino de Arriba.

Deberéis extremar las precauciones pues parte del recorrido es peligroso por la estrechez, altura y pendiente de los pasos. No se debe abandonar la senda, durante el transcurso os podréis ayudar de los elementos de seguridad: puentes, pasarelas, pasamanos y escaleras. El desnivel entre el inicio y el fin es de 150 metros aunque puntualmente en el sendero aparecen fuertes pendientes, de escasa longitud, e incluso dotadas de escalinatica vegetación natural ya que es muy abundante y proporciona sombra durante todo el año.

Aparece un bosque de galería con chopos, fresnos, almeces y sauces además de otras formaciones vegetales autóctonas con madroños, agracejos, durillos, olivillas, pinos y romeros. Como formación vegetal es importante destacar el bosque mediterráneo antiguo compuesto por formaciones espesas de madroño y durillo. Entre la fauna, os podeis encontrar con la nutria, el Martín pescador, galápagos y la trucha común e incluso el cangrejo autóctono en uno de sus últimos reductos.

Esta es otra de las maravillas que ofrece el Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas a su paso por los términos de Chilluévar y La Iruela.