La Junta invierte más de 7 millones en la protección y gestión forestal del Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas

  • El delegado de Medio Ambiente destaca el esfuerzo de la administración para potenciar el aprovechamiento y desarrollo natural y turístico del Parque

La Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, ha invertido durante 2015 más de 7 millones de euros en la gestión forestal, la geodiversidad y biodiversidad, la protección ambiental y el uso público del Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas según se recoge en la Memoria Anual del pasado ejercicio aprobada hoy por la Junta Rectora del Parque.

Según ha incidido el delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Juan Eugenio Ortega, durante la celebración de la Junta, el grueso del montante de la inversión, más de 6,5 millones de euros, se han dedicado a la gestión forestal del Parque en la que se incluye la mejora de las infraestructuras como caminos, edificios y depósitos así como tratamientos selvícolas, de restauración y naturalización de pinares cuya principal finalidad es la prevención de incendios. “Son actuaciones primordiales para lograr, entre otros objetivos, el buen aprovechamiento de los montes públicos y fomentar su desarrollo natural y turístico para el disfrute de todos los visitantes de este espacio que este año ha conmemorado su 30º aniversario”, ha destacado Ortega.

El segundo de los ámbitos que recibe una mayor inversión, con cerca de 280.000 euros, es el capítulo dedicado al uso público del Parque donde se contempla la señalización, conservación y mantenimiento de equipamientos como senderos, miradores, centros de visitantes y áreas recreativas. Durante 2015, el número total de estos equipamientos abiertos al público fue de 120.

Entre las actuaciones dedicadas a preservar la geodiversidad y biodiversidad destacan la protección de la flora y la fauna con especial incidencia en especies como el quebrantahuesos, el cangrejo de río, la trucha, el topillo, el alimoche, la cabra o el murciélago. Entre las redes de apoyo a destacar se encuentran el reservorio de la cabra montés en la Nava de San Pedro, el Centro de cría de quebrantahuesos de Guadalentín, el Centro de Referencia de Fauna Acuícola Ame-nazada del Borosa o el Centro de Capacitación Forestal de Vadillo Castril.

Por otro lado, la Junta Rectora del Parque ha aprobado también hoy, a propuesta del Ayuntamiento de Quesada, el informe positivo para la declaración de la Cueva del Agua de Tíscar como Monumento Natural tras el consentimiento la Cofradía de la Virgen de Tíscar, propietaria de una parte de los terrenos, y que, que en última instancia tendrá que aprobar el Consejo de Gobierno andaluz.

Asimismo, se han aprobado provisionalmente el Decreto por el que el Parque será declarado Zona de Especial Conservación (ZEC), una figura europea de la Red Natura 2000 que tiene como prioridad la recuperación y mantenimiento de los hábitats, así como el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) y el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas por el que habrá de regirse, una vez aprobado definitivamente en Consejo de Gobierno, todas las actuaciones llevadas a cabo en este hábitat.