Asaja pide que se controle el exceso de animales en Cazorla con más caza

  • Proponen otras medidas para que los animales tengan comida dentro del monte público, así como más y mayores parques cinegéticos para fomentar el turismo

Asaja-Jaén ha pedido que se controle el exceso de fauna salvaje en el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas con más monterías, ante los importantes daños que están causando a la agricultura de la zona.

La organización agraria exige, en un comunicado, batidas para el descaste en las zonas aledañas a la Reserva Andaluza de Caza y, excepcionalmente, dentro de ella, con el fin de controlar la superpoblación de ciervos, jabalíes, muflones y cabras que se comen las aceitunas, los riegos y las ramas de los olivos.

Asimismo, propone otras medidas para que los animales tengan comida dentro del monte público, así como más y mayores parques cinegéticos para fomentar el turismo.

Ciervos, gamos, muflones, cabras montesas o jabalís, entre otros, se comen la aceituna, las ramas tiernas o causan importantes destrozos en las infraestructuras de riego de los olivares del Parque Natural y contiguos a la Reserva Andaluza de Caza (antiguo coto nacional) de 62.000 hectáreas, asegura Asaja.

Ante la polémica surgida estos días por las monterías en la zona, la organización agraria recuerda que el problema "no son los cazadores", sino la "mala gestión cinegética" que se hace de estas zonas y que provocan que los ungulados, sin alimento ni agua, avancen hasta lugares donde históricamente no ha habido nunca animales de monte.

"Se llegan a ver incluso en Villacarrillo, donde los daños también son cuantiosos", apunta Luis Carlos Valero, gerente y portavoz de ASAJA-Jaén, que añade que una medida sería dejar a los olivos silvestres y acebuches de dicha zona "libres de los pinos plantados en la época franquista y que actualmente, lejos de abastecer a la industria del papel, sólo sirven para crear intensas sombras en los olivares de la zona e impedir que se produzca fruto".

"Si estos olivos asilvestrados y acebuches produjeran aceituna, serían un buen alimento para los animales y no tendrían que salir fuera de la reserva", apunta.