Exigen otro equipo en Cazorla tras morir una mujer esperando al médico

La demanda se fija en la existencia de otro servicio médico de urgencias para evitar dejar al descubierto una asistencia sobrevenida

LAURA VELASCOJAÉN

Dos sucesos en un fin de semana que ponen de relevancia la necesidad de que el Centro de Salud de Cazorla, al igual que otros tantos municipios de la provincia, amplíe sus equipos de urgencia de uno a dos, al menos. Como estaban antes de los recortes por la crisis. Lo ocurrido el pasado sábado y domingo en el municipio ha enfurecido a las redes sociales. El segundo día, tal y como recogió IDEAL, un conductor de ambulancia acudió solo, sin ningún médico, a atender a una mujer con una posible fractura en la Sierra de Cazorla tras más de una hora desde el aviso.

Por otra parte, el sábado 18 de agosto una mujer de 84 años falleció en su domicilio mientras esperaba la llegada de un equipo que la atendiese, tras realizar una llamada al centro coordinador de urgencias y emergencias sanitarias de Jaén.

Urgencias en Cazorla

Sobre este segundo suceso se pronunció ayer la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, que explicó que el centro coordinador de urgencias y emergencias sanitarias de Jaén recibió una llamada a las 14:44 horas del 18 de agosto en la que se solicitaba asistencia para una paciente de 84 años que presentaba vómitos, encontrándose esta en su domicilio.

El centro coordinador, una vez realizado el protocolo telefónico y con los datos recibidos, clasificó la solicitud de atención con un nivel 3, teniendo en cuenta que la paciente se encontraba «consciente y sin signos evidentes de inestabilidad». En el momento de la llamada, el centro coordinador comprobó la disponibilidad del servicio de urgencias de atención Primaria de Cazorla y activó su equipo móvil sanitario para acudir al domicilio, según informó la Consejería.

«No entendemos como se puede estar sin aplicar ninguna medida de actuación»

«Si bien, en paralelo, este equipo recibe una petición de asistencia en el propio centro de urgencias para una persona que había sufrido un desvanecimiento con pérdida de conocimiento, desviándose el equipo móvil a esta asistencia por considerarse más prioritaria. Esta persona finalmente es trasladada, debido a su gravedad, al Hospital San Juan de la Cruz, de Úbeda», añadieron ayer.

Por este motivo, el centro coordinador activó el equipo móvil disponible más cercano, ubicado en Peal de Becerro, para atender a la paciente de la primera llamada. «Si bien, cuando este equipo llega al domicilio, solo pudo certificar su fallecimiento», informaron desde la Consejería de Salud, desde donde insistieron en que los tiempos de respuesta fueron «adecuados en función de la clasificación realizada en cada momento».

Asimismo, recordaron que el centro de salud de Cazorla y los de otras localidades cercanas, como Peal de Becerro y la pedanía de Cotorríos, cuentan con un dispositivo sanitario de Urgencias durante las 24 horas del día, que en conjunto atienden una media de dos pacientes en periodo estival.

«El centro coordinador es el que determina, en función de las demandas asistenciales y la gravedad de las mismas, la activación de los distintos recursos. Desde la dirección gerencia del Área Sanitaria Nordeste de Jaén y la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias se lamenta el fallecimiento de esta persona de 84 años de edad y se traslada su pesar a los familiares», concluyeron.

Sin embargo, estas explicaciones no convencen al Sindicato de Enfermería SATSE Jaén, que ayer denunció la situación que viene padeciendo la población de la Zona Básica de Cazorla, en relación con las urgencias.

El Centro de Salud de Cazorla, como indicó el sindicato, ofrece cobertura sanitaria en su servicio de urgencias a las poblaciones de Cazorla, La Iruela y Burunchel, y numerosas pedanías. Tiene una ingente extensión que forma parte de la Sierra de Cazorla, y el término municipal tiene una extensión de zona montañosa de varios cientos de kilómetros cuadrados.

La población adscrita a esta zona básica es aproximadamente de 15.000 habitantes en invierno, aumentando exponencialmente en época estival. Además tiene una importante dispersión geográfica, llegando a cubrir áreas con más de una hora de distancia en coche hasta que se pueda atender a un paciente, añadieron.

Su término municipal embarca además varias pedanías como son: Burunchel, Vadillo, El Palomar, Linarejos, Tramaya, Arroyo Frío, San Martín, Fontanares, La Estrella, Mortalejos, Don Roque, etc. El hospital más cercano es el San Juan de la Cruz de Úbeda, situado en ocasiones a más de una hora de la localidad; por lo que si el único equipo de urgencias existente en Cazorla tiene que trasladar a un paciente crítico a este centro hospitalario «el centro de salud se queda sin cobertura sanitaria para esta población tan numerosa y dispersa, de más de una hora y media de tiempo en ocasiones, con las consecuencias fatales que esta circunstancia puede conllevar». «Además, este centro sanitario en época estival ve multiplicada su población por el turismo enormemente, considerando que un solo equipo de atención continuada es claramente insuficiente para poder atender las urgencias que surgen en esta área de influencia», apostillaron.

Esta situación «se ha denunciado en varias ocasiones y ha tenido varias implicaciones negativas, tanto por parte de los profesionales sanitarios, que cuando llegan a las urgencias el paciente puede encontrarse en situación crítica; y por parte de la ciudadanía del término municipal de Cazorla y anejos, puesto que el tiempo de espera es inmenso y en ocasiones desesperante cuando el paciente se encuentra en situación crítica», según admitió SATSE.

Retrocediendo en derechos

El sindicato considera que «estamos retrocediendo» en los derechos que los ciudadanos de esta zona han tenido, ya que durante varios años estos equipos de urgencias eran reforzados en el verano, desapareciendo dichos refuerzos en los últimos años. «Desde hace unos años hasta la actualidad, y a pesar de nuestras denuncias, la Delegación de Salud ha hecho caso omiso a nuestras peticiones», lamentaron.

La demanda asistencial diaria en el servicio de urgencias es, según SATSE, de aproximadamente 70 personas, aparte de los avisos domiciliarios, en cuyo caso el servicio de urgencias se queda sin servicio sanitario por tener que trasladarse dicho equipo médico para atender al usuario en su domicilio, siendo el tiempo de respuesta en ocasiones «bastante largo ante una urgencia vital». «SATSE considera esta situación bastante delicada. No entendemos como se puede estar sin aplicar ninguna medida de actuación ante estas circunstancias que nos parece muy graves», añadieron.

Ante esta situación apelaron a la delegada de Salud que actúe consecuentemente ante esta situación «crítica e insostenible», pidiendo que se aumente la cobertura de personal -un enfermero y un médico más- «para paliar las consecuencias negativas que la población de esta zona está sufriendo diariamente y que ciertamente traten al ciudadano como verdadero eje del sistema sanitario público andaluz».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos