El Canijo de Jerez vuela sobre Cazorla

El 'Canijo de Jerez' deleitó con su música. /J. C. G.
El 'Canijo de Jerez' deleitó con su música. / J. C. G.

Ofreció un concierto en las Ruinas de Santa María que se recordará entre los cazorleños

JOSÉ LUIS GONZÁLEZCazorla

Comenzó con puntualidad, a las 22:00 horas del día 17 de agosto, y finalizó ya en los primeros minutos del nuevo día, el 18 de agosto. El 'Canijo de Jerez' ofreció un concierto en las Ruinas de Santa María de Cazorla que será difícil de olvidar. Es probable que la organización del 'Cazorla Flamenca' no pensara en esta coincidencia: esa última fecha es importante porque se conmemora otro aniversario del asesinato de Federico García-Lorca, hace ya 83 años.

Un recuerdo ideal para echar a esa «candela grande pa' quemar los malos recuerdos», que canta Canijo en su 'Son de los traperos', pero que hay que mantener vivo de este modo tan peculiar, henchidos de alegría y optimismo por su memoria. Como en la 'Primavera trompetera': «La primavera trompetera dame la rumba pa' tus orejas / La primavera trompetera ya llego con los olores de canela / La primavera trompetera las flores crecen hasta en el cielo / La primavera trompetera pa' los amigos que allí tenemos / La primavera trompetera tira pa lante y quita las penas».

Durante más de dos horas abrió compuertas a un inmenso caudal de alegría, optimismo y buena música que será difícil de olvidar

Y es que, ¡cuánto parecido el que hay entre el poeta granadino y este poeta jerezano, que sobrevoló sin alas la noche cazorleña!: «No encuentro un sitio pa' dar la vuelta / Ya no puedo volver, solo quiero correr / Y volar y volar y volar y volar sin alas» –'Volar sin alas'-. Ambos andaluces, ambos pegados a su tierra y ambos libres: «Como la yerba libre como el viento / Como una piedra bajo el Sol le le le le le le / Quema tu corazón / Como la yerba que crece de la tierra / Como la luna en tu balcón le le le le le le / Libre tu corazón» –'Como la yerba'-.

Optimismo

Cómo no bailar, saltar, reír y llorar de alegría con Canijo, con este pequeño gran músico andaluz que, sin duda, libera optimismo por todos sus poros. De tal modo que, quien lo escucha, tiene la sensación de poder conseguir lo que quiera: «Puedes conseguir lo que tú quieras / Que se enteren todos / Contigo no hay quien pueda / Ya es hora de que salgas de la cueva / Únete a nosotros, libera la fiera» –'Libera la fiera'-.

El público se lo pasó en grande.
El público se lo pasó en grande. / J. C. G.

Eso es exactamente lo que hizo el numerosísimo público congregado en el espacio escénico de las Ruinas, liberar la fiera. Una fiera libre y jubilosa pero, al tiempo, dócil y respetuosa. Porque entre los cientos de personas, las había en este puente festivo de toda Andalucía y del resto de España. Era fácil de comprobar por la amalgama de acentos que se escuchaban. Conocían las letras de todos y cada uno de los temas que cantaba Canijo, y disfrutaban cantándolos mientras miraban el juego de luces sobre los muros del espléndido edificio histórico. Y, entre canción y canción, preguntaban a cualquier cazorleño o cazorleña que hubiera alrededor: «¿esto es así todo el año?».