Trabajadora de Correos. / IDEAL

CC OO denuncia el «estrés» que sufren los trabajadores de Correos de Cazorla por la falta de personal

Critican también que el correo llega a esta cartería a una hora que no consideran aceptable, «entre las 8:40 y las 9:00 e, incluso, más tarde»

El Sindicato de CC OO de Correos quiere denunciar la situación de «estrés» a la que se está viendo sometida la Oficina de Correos de Cazorla como consecuencia de la falta de personal, ya que «no se cubren bajas ni asuntos personales», y también por el hecho de que el correo llega a esta cartería a una hora que no consideran aceptable, «entre las 8:40 y las 9:00 e, incluso, más tarde», situación que llevan reclamando desde hace mucho tiempo y que, teniendo en cuenta el volumen de trabajo de la unidad, «sería muy satisfactorio que se solucionase para que el reparto fuese más eficaz».

«Llevamos casi tres semanas, desde el día 13 de febrero, con dos carteros de urbanos (cuatro secciones de reparto urbano con solamente tres carteros, pues tenemos una colindancia permanente), incluso un día con solo un cartero, que además era de reparto a pie. Todo esto afecta no solamente a los trabajadores de reparto urbano, sino también a los de reparto rural, ya que colaboran en el reparto urbano para ayudar a sacar los envíos acumulados», alerta CC OO.

Frecuentemente se da la circunstancia de que asuntos propios de las secciones de rurales «no se cubren, provocando que las oficinas de estos rurales no abran esos días, dejando a los ciudadanos sin ese servicio de oficina, además de acumularse el trabajo». «Esta situación está provocando un estrés generalizado en la cartería, mermando nuestra salud, afectándonos incluso fuera del horario laboral, y poniendo en especial peligro a los compañeros que trabajan con vehículo en esta cartería, que son cinco de seis, ya que el estrés les afecta en la conducción, pudiéndose producir un accidente», añaden.

CC OO deja claro que no están pidiendo una compensación económica, sino porque creen que la empresa «no se está preocupando» por su salud y seguridad, «y tampoco se está preocupando para que las personas reciban un buen servicio de Correos».