Nace en Cazorla el primer pollo de quebrantahuesos de la temporada

Imagen de archivo de un pollo de quebrantahuesos./IDEAL
Imagen de archivo de un pollo de quebrantahuesos. / IDEAL

El ejemplar ha pesado al nacer 138,5 gramos

EFECAZORLA

El Centro de Cría del Quebrantahuesos «Guadalentín» (CCQ) ha registrado el nacimiento del primer pollo de quebrantahuesos en cautividad de la temporada en Cazorla (Jaén).

El pollo, etiquetado como BG1014, ha eclosionado de manera natural sin necesidad de ayuda a las 5:30 de la madrugada de día 29 de enero, bajo la mirada del personal del laboratorio.

El ejemplar es hijo de Joseph y Keno y ha pesado al nacer 138,5 gramos, según informan desde la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

Los técnicos del centro de Cazorla esperan que el siguiente nacimiento se produzca en unos días, y será hermano del pollo BG1014, nacido ayer.

El primer huevo de la temporada en el centro de cría lo puso Keno el 7 de diciembre de 2018, y el último Toba el 21 de enero de este año.

En total, esta temporada se han puesto de 13 huevos, uno menos que la pasada, pero hay que tener en cuenta que, a primeros de diciembre, Corba, la hembra veterana y más experimentada del centro, murió con una edad mínima de 45 años, lo que ha reducido el número de parejas reproductoras a seis esta temporada.

En esta puesta se han obtenido dos huevos de la pareja Joseph y Keno, dos de Lázaro y Nava, dos de Elías y Viola, dos de Borosa y Toba, dos de Andalucía y Salvia y, por último, tres de Tranco y Sabina.

El hecho de que Sabina haya puesto tres huevos es debido a que se ha practicado una técnica llamada «Egg Pulling» que consiste en retirar el huevo puesto para que, de esta manera, podamos obtener un número superior de huevos al normal en una puesta de esta especie que, como es sabido, es de dos.

Cuando el tercer huevo fue retirado ya sí se dejó un huevo falso en nido para que la pareja siguiera normalmente con la incubación y Sabina no pusiera más huevos.

Actualmente, el centro cuenta con siete parejas reproductoras: Cabús y Corba, Elías y Viola, Lázaro y Nava, Joseph y Keno, Andalucía y Salvia, Borosa y Toba y Tranco y Sabina.

Junto a estas, hay otra integrada por ejemplares jóvenes que aún no se ha consolidado como pareja reproductora, pero que durante la temporada pasada ya mostró algún síntoma de emparejamiento.

El Centro de Cría del Quebrantahuesos «Guadalentín» de Cazorla nació en diciembre de 1996 en el marco del Programa de Reintroducción del Quebrantahuesos de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía y hasta la fecha ya han nacido 87 pollos de quebrantahuesos en estas instalaciones, de ellos 77 están vivos.

Guadaletín, gestionado por Gypaetus, utiliza una metodología de trabajo basada en técnicas de cría natural, es decir en las que la fecundación es natural y la incubación y el desarrollo de los pollos corre a cargo de los padres, tratando, en todo momento, de que la intervención humana sea la mínima posible.