“El Yoga para mí es un tesoro y una poderosa herramienta de salud”

“El Yoga para mí es un tesoro y una poderosa herramienta de salud”
  • Cuando hace ya cinco años me propuse sacar el Yoga de los gimnasios prácticamente nadie creyó en que eso fuese sostenible

Varios años de trabajo y esfuerzo tienen su recompensa. Ahora, Present Yoga abre nuevo espacio pero con la misma esencia... -Present, tu larga andadura da otro paso y ahora cuentas con una nueva sala y con nuevos horarios...-Así es, Laura. Y lo estoy viviendo con mucha ilusión, porque soy consciente de lo importante que es sacar un proyecto de estas características adelante. Cuando hace ya cinco años me propuse sacar el Yoga de los gimnasios prácticamente nadie creyó en que eso fuese sostenible. Sin embargo, mi querido y respetado Antonio Castillo, igual que antes fue el primero en apostar por el Yoga en sus instalaciones, me dio todas las facilidades y su bendición, además de comprender que esta práctica merecía una sala específica en la que sólo se respirase "Yoga". Recuerdo con mucho cariño mi primera sala en el Parque del Cristo, pequeña y muy coqueta, y cómo en pocos meses se cuadruplicó la demanda de alumnos y tuve que buscar otro espacio. Luego he tenido varios cambios de ubicación, siempre buscando dar pasos adelante y mejorar las condiciones para nuestra práctica. En todo este tiempo ha habido otras circunstancias que han contribuido a hacer de esto un aprendizaje muy consciente. Por eso valoro lo que vale haber llegado hasta aquí. Siento que he encontrado un lugar que reúne muchas cualidades que hace tiempo buscaba (luminosidad, buena ubicación y a la vez intimidad, amplitud...) Por tanto, considero llegado el momento de ampliar horarios y apostar con fuerza.

 

-¿Qué es el Yoga para ti? ¿Dónde te has formado?-El Yoga para mí es un "tesoro", que descubrí hace más de siete años, en el proceso de rehabilitación de una fractura de mi hueso calcáneo derecho (hueso del talón) por un accidente de tráfico. Tuve una rehabilitación muy complicada y diagnósticos de traumatólogos de toda España que me condenaban a fijarme el tobillo y perder mucha movilidad. El Yoga fue mi tabla de salvación, gracias a su práctica continuada fui recobrando musculatura y conciencia de mi pierna derecha, además de por momentos olvidarme del dolor. Conseguí llevar una vida normal sin tener que someterme a una cirugía tan agresiva. Por otro lado, existen muchas definiciones válidas de Yoga y necesitaría mucho espacio para exponerlas correctamente, decir aquí, simplemente, que el significado etimológico de la palabra Yoga (en sánscrito, idioma del Yoga) es "unión", por tanto en una primera acepción muy básica, para principiantes, el Yoga sería una práctica en la cual unimos cuerpo y mente a través de la respiración. También habría que distinguir entre "estado de Yoga", equilibrio mente-cuerpo, y Yoga como método para llegar a ese estado, método que incluye "posturas" (asanas en sánscrito), "pranayama" (técnicas de respiración) y vibración del sonido (mantras). En cuanto a mi formación, he tenido la suerte de completar mi preparación durante cuatro años en una de las escuelas más importantes de España, "Escuela Nacional Sadhana" (Federación Nacional), con implantación a nivel europeo, y posteriormente he cursado mi formación en Yoga Terapéutico en la "Escuela Pranamanasyoga". A día de hoy continúo formándome y realizando cursos de profundización y reciclaje.

-¿Qué beneficios aporta esta disciplina en quienes la practican?-Estamos, sin duda, ante una poderosa "herramienta de salud". Los beneficios son incontables y tampoco cabrían aquí. A modo esquemático: aumento de capacidad respiratoria con lo que ello conlleva, aumento de resistencia física y mental, mantenimiento de una columna vertebral fuerte y flexible, lucidez mental, tonificación de toda la musculatura, elasticidad y flexibilidad a nivel general, masaje de órganos internos, prevención del estrés, estimulación del sistema nervioso parasimpático, equilibrio físico y mental... Como digo, no hay espacio para enumerar todos los beneficios, pero sí querría mencionar que en general la práctica continuada de Yoga aporta un estado de consciencia a la persona que le lleva a encajar con mayor entereza y comprensión algunos aspectos de la vida y, sobre todo, ayuda a conectar con esa alegría que es inherente a todo ser humano y que muchas veces olvidamos, arrastrados por las preocupaciones del día a día.

- ¿Para qué perfil de personas está indicado?-Una de las máximas que he escuchado siempre de mis formadores y que luego he comprobado es que "el Yoga se adapta a la persona, no la persona al Yoga". Por tanto, toda persona puede practicar Yoga, cualquiera que sea su condición física, su edad o sus circunstancias. Incluso personas con muy graves problemas físicos, asesorados en su caso por el facultativo correspondiente. El cuerpo siempre responde. Para cada situación existe por supuesto una práctica más adecuada, ahí está el trabajo del profesor y por tanto cobra toda su relevancia el trabajo de Yoga terapéutico. Y por supuesto, está indicado en general para cualquier persona que busque mayor conciencia corporal, aumento de capacidad respiratoria, elasticidad y tonificación, o simplemente la realización de una actividad física, porque en Yoga también tiene su sitio imprescindible el trabajo aeróbico.

-¿Crees que aun hay prejuicios sobre el Yoga? ¿Cómo podrían erradicarse?-Sin duda existen todavía muchos prejuicios sobre el Yoga. Es verdad que cada vez hay más gente que se acerca a este mundo, ayuda a ello que muchos profesionales de la Medicina convencional recomiendan su práctica, conocedores de sus bondades; no obstante, existen muchas creencias en torno al Yoga que hace que muchas personas sientan cierto reparo a indagar. Hay quien piensa que solo es relajación, o solo meditación (aunque la meditación es fundamental), lo confunden todavía con una religión (Budismo), incluso que para practicar Yoga es necesario ser casi contorsionista, en general está rodeado de un halo de misterio y misticismo. Contra eso solo se puede informar y transmitir naturalidad y normalidad, estamos ante una práctica física que aporta conciencia corporal y muchas más cosas que cada uno irá descubriendo por sí mismo. Desde luego no tiene que ver con otras muy respetables actividades (pilates, aerobic...), es una metodología con un origen milenario, que se ha ido perfilando en los últimas siglos, y que sigue "viva", pero no hay que creer en nada ni buscar la "iluminación" para practicar Yoga. Hay aquí una responsabilidad enorme para el profesor de Yoga, estamos obligados a transmitir con honestidad y lealtad algo tan bello, y sobre todo tratarlo con muchísimo respeto. Respeto al Yoga, a las personas, a uno mismo. Y no siempre ocurre. El Yoga no puede tratarse de una manera frívola, artificial ni superficial. La disciplina que impartimos requiere toda nuestra entrega, implicación y corazón. Yoga no puede ser tratado como un producto de consumo al uso, no es "comida rápida" ni una baratija de centro comercial. Sin amor a lo que hacemos solo hay impostura y podemos confundir al que se acerca con inocencia.

- Además, no solo estás especializada en impartir clases grupales sino que esta disciplina va más allá con sesiones individuales...-Ocurre que siempre me atrajo el mundo de la salud (auxiliar de enfermería) y como ya he comentado por mi experiencia personal he podido comprobar de primera mano la ayuda que puede suponer el Yoga para cualquier dolencia, lesión, sufrimiento emocional o estado nervioso. Con mi formación en Yoga Terapéutico todo cobró para mí una nueva dimensión. El trabajo individual y personalizado te lleva a las verdaderas necesidades de la persona y puedes diseñar respuestas específicas en forma de series de "asanas" (posturas) que se adaptan a las posibilidades físicas y de tiempo de la persona. Los resultados obtenidos en los últimos tiempos han sido una de mis mayores recompensas a nivel humano. Este trabajo por supuesto nunca es sustitutivo de la consulta con un buen profesional de la Medicina, de la Psicología o de la Fisioterapia, es, al contrario, perfectamente complementario. Tampoco me quiero olvidar, en otro orden, del Quiromasaje. De todos esos gremios tenemos una muestra de profesionales, y muy buena, en Cazorla y su comarca. Por supuesto, el trabajo individual no solo está recomendado para la dolencia física o el estado de ánimo bajo, hay personas que quieren mejorar y depurar su práctica y otras que quieren disfrutar del Yoga y no pueden ajustarse a los horarios predeterminados.