Los quebrantahuesos de Cazorla buscan padrinos

Una pareja de Quebrantahuesos. /IDEAL
Una pareja de Quebrantahuesos. / IDEAL

La Fundación Gypaetus pone en marcha una campaña con la que apadrinar parejas reproductoras por 30.000 euros

LORENA CÁDIZCAZORLA

La Fundación Gypaetus, responsable del Centro de Cría del Quebrantahuesos, en Cazorla, ha puesto en marcha una campaña por la que buscan padrinos para las parejas reproductoras de quebrantahuesos. El objetivo es encontrar a financiadores privados, que permitan ampliar los fondos de la Fundación y, por tanto, el trabajo, pero ser padrino de una pareja reproductora no está al alcance de cualquiera. La Fundación ha estimado en 30.000 euros anuales el coste de mantenimiento de dos quebrantahuesos y esa es la cantidad en la que se establece el apadrinamiento.

Particulares, no

Lógicamente no está pensado para particulares, sino para grandes empresas con una Responsabilidad Social Corporativa. «Parece mucho, pero para grandes empresas no es una cantidad tan elevada», defiende el presidente de la Fundación, Rafael Arenas.

Desde la Fundación recuerdan que los quebrantahuesos son monógamos y se emparejan de por vida, llegando casi a los 50 años.

Para quienes se animen a ser padrinos, la Fundación ofrece una serie de ventajas, como que puedan bautizar a los pollos de la pareja nacidos tras el apadrinamiento, cuyos nombres deberán estar siempre relacionados con topónimos de las sierras, personas relacionadas con su conservación o pueblos andaluces.

Los padrinos recibirán también información cuatrimestral de la evolución de esa pareja y de su descendencia y una información mensual de los movimientos que realizan los quebrantahuesos en sus primeros años, así como su evolución una vez que se asienten como ejemplares reproductores.

Y ¿qué pasa si una persona, a titulo particular, quiere también colaborar? También puede hacerlo. La Fundación también ha establecido una modalidad de apadrinamiento individual en el que cualquier persona puede aportar la cantidad que pueda o quiera, de manera que todas las donaciones individuales se sumarán hasta que lleguen a los 15.000 euros, lo que permitirá el apadrinamiento de un quebrantahuesos. Este tipo de padrinos serán invitados a todo tipo de actos públicos que organice la Fundación Gypaetus, especialmente a los relacionados con la descendencia de su pareja o del ejemplar de forma individual, se celebren en España o en otros países de Europa.

Sensibilización

«Hasta ahora hemos funcionado siempre con fondos públicos y la Consejería de Medio Ambiente sigue financiando los programas de cría, pero queremos llevar a cabo nuevos proyectos, ampliar el campo de acción, poner en marcha acciones de sensibilización y educación ambiental, que ya tuvimos antes de la crisis y que ahora queremos recuperar», explica el presidente de la Fundación, que asegura que ya han mantenido contactos con algunas empresas para explicarles la iniciativa, sobre todo con «empresas del territorio para que sientan el proyecto como suyo».